Pequeño ensayo sobre psicología del individuo

De un aburrido lunes de verano (lluvioso, en Sevilla)


Empecemos por las bases: El individuo resultado final es bidimensional: el mundo interior y el exterior, el yo y las circunstancias. El yo es todo ese amasijo de pensamientos que cada uno de nosotros tenemos en nuestra cabeza, eso con lo que cada uno habla cada vez que está solo, el resto del tiempo está en modo automático. Aquello que somos.

Las circunstancias es todo aquello que nos rodea e influencia en un momento determinado, época, personas, lugares, nuestras decisiones finales están influenciadas por todo ello, y la imagen final que proyectamos en nuestras relaciones es una mezcla de ambas dimensiones superpuestas.

Está claro por tanto que estas dos bases, originarias de dos mundos distintos conforman juntas lo
que es nuestra persona, pero hay algo más: el yo y las circunstancias se erosionan mutuamente.

Esto significa que una a la otra van lentamente alterándose el curso. Nuestro yo va a intentar moldear las circunstancias a su antojo, y nuestras circunstancias van a acabar accediendo a nuestro código psicológico interior para modificarlo. La mayoría de nuestras vivencias no pasan de ser analizadas por nuestro código psicológico, algunas nos harán cambiar cosas pero sólo del mundo exterior, y unas pocas accederán a esa madeja inconcreta.


Mundo interior o yo: raíces y evolución
Hay una serie de necesidades primarias instintivas que necesitamos cubrir (doy por buena la teoría ERG de Alderfer, De existencia -->Materiales y básicas. De relación -->interpersonales. De crecimiento -->Desarrollo, alcanzar metas) que son el objetivo de nuestras actuaciones. Podemos decir que, aproxidamente, todos tenemos estas mismas raíces, así que la diferencia está más en el cómo. Ya sabemos en base a qué actuar, ahora vamos a ver cómo

Teoría de Adrián de los métodos y procedimientos

Método de razonamiento: la forma en que una persona percibe psicológicamente las situaciones y las interpreta, su forma de pensar. Se puede decir que son más o menos sus ideologías
Procedimientos o tablas de actuación: en base a los métodos de razonamiento y la experiencia, una persona se va forjando unas tablas de actuación ante determinadas situaciones, con las cuales lograr el objetivo (satisfacer una de sus necesidades, ya sea ser justo, ligar, alcanzar una meta...)

Hay personas que tienen muy claras sus ideas y personas que no, las personas que tienen muy claras sus tablas son justas e inflexibles. No cometerán agravio comparativo, pero caerán frecuentemente en el error de confundir el sentido de justicia personal con el global. Tendrán menos conflictos morales y tendrán menos sensación de andar perdidos por la vida. Sin embargo, frecuentemente darán una imagen deshumanizada (como si se tratara de un bot) y arrastrarán errores toda su vida, errores

que llevan escritos en sus inmoldeables tablas (más presente habitualmente en personas mayores/que tienen que tomar decisiones o padres/persona que tiene la tarea de tutelar a otros)
Las personas que no tienen tablas andarán continuamente con conflictos morales y con sensación de que las cosas le superan y nada es lo que parece, navegando a la deriva.

Como siempre, la virtud supongo que está en el término medio.
El que piensa que lo sabe todo, no sabrá aprender más.
El que no usa nunca lo aprendido, de nada le servirá aprender más


Si este tocho os ha resultado interesante de algún modo, en un futuro publicaré una segunda parte:
Mundo exterior: Supervivencia


Saludos, fieles y no tan fieles lectores xD

5 comentarios:

Lord Ladillus dijo...

Hombre, se echaban de menos los tocho-posts de opinión filosófica...

Mi opinión con respecto a este tema es que para mi desgracia, el comportamiento no se puede reducir a una visión bidimensional... Ya de por sí el "yo" implica diferentes niveles conscientes y subconscientes que complejizan enormemente la propia personalidad... Aquí sí vendría bien el famoso comentario de JuanDiego, ese que dice "No tengas prejuicios conmigo. Mi elección o reacción en un momento dado no puede servir como modelo de conducta en posteriores ocasiones de características parecidas".

Adrián dijo...

Lo de Juan Diego es porque carece de tablas, no porque necesite una teoría diferente de la personalidad

El agravio comparativo de no tener tablas, no reacciones igual antes determinadas situaciones en el tiempo, supone una injusticia.

Sin embargo esa flexibilidad te permite plantearte la situacion desde cero igual que hiciste aquella vez, y quiza aquella vez cometiste un error que no cometerás ahora, porque quizá tu sentido de lo justo sea distinto, o simplemente la vida te haya dado cuenta que las cosas no eran tal y como pensabas, o hayas cambiado tu escala de valores, u otros motivos más egoístas

Junkidriko dijo...

Tal como yo lo veo lo único que está en juego y que nos motiva es la supervivencia en las mejores condiciones posibles y durante el tiempo mas extenso que se pueda conseguir. No existe bien o mal más allá de perjudicar o beneficiar a esa idea. Por desgracia no controlamos todos los factores ni tenemos toda la información por lo que en efecto cometemos errores.

Esa es mi filosofía de vida. Seguramente ya lo sabías. El caso es que encuentro un tanto demasiado complicado tu planteamiento, en el sentido de que muchas cosas son innecesarias. Empezando por la moral. Pero bueno, eso es en sí mismo muy fácil de decir pero mu difícil de explicar para que se entienda.

En cualquier caso se agradecen post filosoficos, como dice Lord Ladillus.

Juan Diego dijo...

Me temo que la justicia no existe para la persona con tablas que describes ni para la persona sin tablas ya que no creo que seas capaz de aplicarlas en todos los casos, habrá situaciones que sin darte cuenta están faltando esas tablas y venían perfectas para esa ocasión, pero por las circunstancias que sean tu ni te des cuenta de que son aplicables.
Me gusta ser una persona 'sin tablas', en alusiones a los comentarios, solo respecto a las relaciones interpersonales quiero que quede claro. Aún así tengo muchas. Pero en esencia me gusta mas el extremo sin tables que el extremo con tables.
Y creo que no según tu has expuesto el caso, Los puntos extremos no existen, y por tanto no conozco a ningún punto extremo de ningúna de las dos posturas. Esos extremos están muy bien como situación hipotetica de la que inevitablemente te vas a desprender. Esta es mi opinión.

Sr.Anonimo dijo...

he encontrado esto que encaja perfecto aki

"Odiemos las máximas: la vida es ondulación y contradicción, no síntesis. "

aplicarse el cuento y todos a seguir esta maxima a ciegas xD