La pringue no deseada

Soy un consumidor habitual de productos envasados tipo jamón cocido, pavo, etc. Como tal (unido a mi condición de pobre y a mi gusto por variar) como de diferentes marcas y establecimientos, según como vayan saliendo de calidad y de precio. Uno de los que de vez en cuando compraba (del aldi, creo) me daba un poco de coraje, porque en vez de traer el típico líquido conservante que hay que escurrir o no traer nada, traía una sustancia viscosa que me resulta bastante desagradable, y muchas veces optaba por lavar el jamón cocido con agua para eliminar esa sustancia y su sabor (el líquido típico tampoco es que sea agradable, pero se escurre y ya está).

Mi infierno llega después de descubrir que, de un tiempo a esta parte, se ha puesto de moda ese conservante (o lo que quiera que sea) y ahora casi todos los productos de la rama (incluso de primeras marcas) lo llevan, provocando que la acción de echarle agua antes de comérmelo se haya vuelto tan rutinaria como abrir el paquete o esperar un poco a que se airee una vez abierto. Yo pediría desde este humilde rincón que dejaran de desfasarme la vida con esa pringue insana y desagradable, o tendré que eliminar el 33% de mi alimentación de mi vida, y volverme un gordo de forma automática. Aunque bueno, de momento, las que vienen en formato de barra se libran de tan desagradable método de conservación y/o sazonamiento no deseado. De momento...

5 comentarios:

Juan Diego dijo...

Si te fijas pone que te esperes 10 minutos después de abrir el envase en muchos de esto paquetes con jera.

A mi también me apestan y alguna vez e realizado metodos como tu para evadir tomarmelo, ante la urgencia y no poder esperar.

Junkidriko dijo...

Hay toda una gama de sentimientos horribles que derivan del jamón envasado según se va reduciendo su coste y/o calidad.

A veces son cosas reales como la pringe no deseada, otras no se lo que es, pero he pasado épocas de no poder ni probarlo en base a traumas acumulados xDDD

Juan Carlos dijo...

No soy aficionado al jamón cocido y derivados envasados... pero reconozco esa sustancia... dan ganas de todo menos de comerselo.

Lord Ladillus dijo...

Yo ya no como jamás los envasados; soy fan incondicional de los tronchacos de carne en barra.

Implique los chistes que implique.

Javi el Hutt dijo...

Opino lo mismo, los de barra están más ricos, no traen la mierda esa y se conservan mejor